VIEJO LOCAL




VIEJO LOCAL

Una entrada en un viejo local,
una tarde fría de mayo,
una sombra en la sed del paladar,
un ahora un porqué y un cuándo

Una nueva puesta de sol
en las medidas urgentes de tus labios.
De inviernos se tiñe la cruel razón,
atrincherando gélidos arrabios.

¡Qué nadie mande en tu corazón,
porque de besar ya te has cansado!

Comentarios

Entradas populares de este blog

EN CHANCLAS

EQUIVOCARSE

A gran altura