Actores de un único papel

"Con el hastío del silencio, intentamos diurnamente manternos sobrios y ser ebrios noctámbulos. Vivimos ausentes y pretendemos matar la ausencia. Hagamos de la VIDA el eco de nuestras almas y de la felicidad la voz de la esperanza."

jueves, 17 de abril de 2014

PULSIÓN PRIMARIA DE LUNES SANTO

PULSIÓN PRIMARIA DE LUNES SANTO

Bajar las escaleras palpando, observar el silencio de una plaza abarrotada de gente, escuchar el murmullo de miradas cómplices y mirar al suelo. Así como también, el gorjeo de las palomas cuando casi todo el mundo está como dormido, pero expectante. Así, paso a paso, queda un gran trayecto hasta la entrada. En cada segundo de este Lunes Santo, en cada brote de locura hacia el cielo, en cada apoyo del hombro sobre el madero, ahí estabas tú. Tan sólo, cinco horas bastan en este camino, para una reflexión completa, para pasar del absolutismo a la humildad y para comprobar, que desde dentro hasta respirar supone un gran esfuerzo. La tristeza de la luna de un Lunes Santo es que los propósitos son de un par de horas al día, en vez de ser 365 días al año.