Entradas

EN CHANCLAS

Imagen
EN CHANCLAS
A veces el silencio cuando calla quiere tener la razón,  la misma que un niño en chanclas  o un adulto con su rabieta,  la cordura entonces teme  Con prisas y a quemazón .
Y en tantas otras veces En esas noches de cálido invierno Donde el querer es lo que prevalece 
Que se vistan de orgullo los veranos  Y los sonidos bailen a suertes. Que el mejor deja vú No sea un paso atrás
Y así ,sólo nos queden días   de pantalones vaqueros  Y noches a escondidas.


Cualquier mañana

Una mañana crucé mis sábanas  Con notas de color y un vente conmigo                                         El viernes nochepaso y fue un mañana  En la negación , mi yo, es su abrigo
Las primaveras que empiezan con eme Que no buscan ni a sol ni a desquite Saben a gloria , saben a sutil perfume  Buscan la ocasión del intrépido despiste
Y el porvenir que perdió su partida  A lo lejos en horas de oficina  Abril espero los ojos de mi sur
Buenas noches, corazón de salida Que mayo olvidó el calor de enredadera Y asisó pupilas de bienvenida.

A gran altura

Imagen
A GRAN ALTURA
No la lleves de tu mano cuando la necesidad aprieta, y la calma de tu espíritu va de espera en espera
No la arrojes al abismo y la vistas de princesa, si la enjundia es un espejismo donde anidan las dehesas
No la mires desde lejos alimentándola como a una fiera si en tu camino andado no hallas a solas respuesta
Pero nadie entiende de incendios ni se moja en la ternura veneno que hablaba de silencios hoy, vuelo a gran altura.

Playa del silencio

Imagen
Playa del silencio
Al alzar el vuelo la Paloma  en su intrépida travesura Cuentan que mientras desvive, se asoma A tientas enorgullece su dulzura
La mira de lejos mientras duerme  Apura minutos y retratos No existe mal que desvele  Distintas camas, lugar de siempre
Existen bebidas incansables En las playas del silencio Donde no cabe la duda
Existe un nada para el tiempo Un ayer de la cordura  Una almohada para un rato

DESCANSO DEL ARTE

Imagen
DESCANSO DEL ARTE
El tic-tac de las deshoras el pueblo de los desconocidos el quizás de los ahora el minuto de los desaparecidos
El descanso puro del arte el vivir sin haber bebido, el mañana de la quinta parte el querer y no haber sentido.

EQUIVOCARSE

Imagen
EQUIVOCARSE
Allí dejaré ahogar los lúgubres recodos de mis pupilas, mientras las gargantas mueren y la voz es tan sólo ceniza. Y así, mi almohada tendrá tiempo para encontrar otra sombra, para amamantar la insana saliva y volver de nuevo a equivocarse.

Compromiso de la nada

Compromiso de la nada

Me comprometo a lavar las inquietudes del día a día, dejando enloquecer en ocasiones las curiosidades que se desprenden de nuestra calma. Me comprometo a un compromiso sin nada, sólo a aquello que con pasión devore el alma. Me comprometo a todo que no tenga obligación . Me comprometo a nada pero con todo. A la ilusión, a lo  incierto y sus causas perdidas, al momento "antes de ..." Me comprometo a los ratos de cama y si en algún momento la razón se viste sin ganas, me comprometo a que siempre mande nuestro corazón.

PARAÍSO DE MUJER

Imagen
PARAÍSO DE MUJER
Hace tiempo que no me sentaba junto a ella. Hace años que alardeaba de desearla, de sentirla junto a tierras arcillosas y vacilar sobre el rebalaje. De sentir la frialdad con la que me hace entrar en calor y, de hablarle en los sigilos hasta que la sed de la madrugada me lo permitiese. Cuando ella se quita su ropa, se acerca, y me habla de un mañana, yo tiro piedras al aire. Quiero tenerla tan cerca, sentirla tan dentro, que ya forma parte de mi. Sin distancia, sin tiempo y sin ganas, cuando las tinieblas y la claridad cubren mi rostro, ahí está. Es una gran compañera de viaje y de camino, sobre todo cuando se desnuda y me hace sentir su afonía en silencio. Cuando fija su ocelo sobre mi torso y me enreda en el recreo de lo que algunos dioses, - si es que existen-, llaman paraíso. Me sigue de cerca, es capaz de contar mis pasos y cuando caigo en otras redes me acompaña, hasta el punto que me vuelve a enamorar. Ya rendida, tiendes tu cuerpo sobre la cama y la anhelada có…

MI CUERPO AÚN TE NOMBRA

Imagen
MI CUERPO AÚN TE NOMBRA
He intentado versionar la lluvia sobre tu rostro, lo fugaz sobre tu calle y lo infinito en los lunares del cielo.
Me he perdido en la parada del viento de levante, en la arena del entusiasmo de tu principio y en el proyecto del verso de tu carne.
He pensado mil veces en desnudarte sin dejar paso a sol, y que nadie se adelante.
He intentado tanto, que si mi boca se equivoca, con tu "irisación" y mi piel, mi cuerpo aún te nombra

LA VOZ

Imagen
LA VOZ
Parece que llueve y el armario no tiene ganas de cambiar de ropa. Sea invierno o verano, las ganas son siempre las mismas. Ni el frío, ni el calor es capaz de cambiar las mantas, las raíces embisten a una voz de ultratumba. Para cuando el otoño lo sepa, las castañas habrán perdido su fuego y el verano su brisa...Que nada obligue y todo sea una bonita sonrisa. Qué nunca se apague tu voz

VIEJO LOCAL

Imagen
VIEJO LOCAL
Una entrada en un viejo local, una tarde fría de mayo, una sombra en la sed del paladar, un ahora un porqué y un cuándo
Una nueva puesta de sol en las medidas urgentes de tus labios. De inviernos se tiñe la cruel razón, atrincherando gélidos arrabios.
¡Qué nadie mande en tu corazón, porque de besar ya te has cansado!

DIME, NIÑA.

Imagen
DIME, NIÑA
Alumbra al anochecer una candela que enaltece los riesgos y las uñas dime niña, si enrojecer quieres la ventana que cada noche se cierra
La sombra se esconde en tu plazuela al observar el arco de tus pezuñas dime niña, si un vendaval prefieres perfilando la raíz de tu propia tierra
Al viento le arranque todo tu aroma a tu noche le pedí el consentimiento a mi frío lo escondían tus horas
¡Dime niña!, que si mi boca te nombra y mi alma no desprende pensamiento junto a ti, aún brillan las auroras