Actores de un único papel

"Con el hastío del silencio, intentamos diurnamente manternos sobrios y ser ebrios noctámbulos. Vivimos ausentes y pretendemos matar la ausencia. Hagamos de la VIDA el eco de nuestras almas y de la felicidad la voz de la esperanza."

jueves, 8 de marzo de 2012

A TI TE ESTOY HABLANDO, A TI, AL POETA QUE FUI.

El Puente Romano de Córdoba, desgraciadamente modernizado a la época actual con granito rosa, y me pregunto ¿por qué?. En aquellos tiempos hubiera sido motivo de lo que llamaban quaestio per tormentum, a mi parecer es un crimen contra el patrimonio cultural. Quienes lo hemos visto como era vivimos de su bello recuerdo.

A TI TE ESTOY HABLANDO, A TI.

Nos hemos hecho viejos no sólo porque transcurran los años,sino porque las almas han quitado un hálito de susurro a nuestra juventud.Hemos habitado en posadas de desaliento, hemos naufragado en un mar sin islas ni palmeras, ni océanos y hemos robado tiempo al tiempo alistándonos en la legión del minutero. Miremos atrás ¿qué tuvimos?. La mañana se descalza para que caminen nuestros pasos acordes con la melodía de la guitarra, el pasado lo va borrando todo; sin ropas, sin pecados,sin el tener que o el deber que, desnudos, así hemos vivido.Todo se ha ido aprendiendo, bien por imitación o por enseñanza, en la calle o en la escuela, eso no importa, pero ¿dónde están aquellas revoluciones?, ¿aquéllo a lo que llamamos libertad?.¿Dónde se perdieron las contradicciones?, ¿los dictadores?, ¿los notarios?, ¿los rojos?. Vamos perdiendo las tradiciones y con ello nos perdemos en sórdidos trenes que se dirigen a cualquier o ninguna parte. A ti te estoy hablando, al comunista, al revolucionario, al abogado, a ti, al que vivió su vida para con sus ideales.Qué pena, observo expectante esta sociedad cómo ha ido cambiado o debería decir "subcambiando". Nos conformamos con todo sin apenas incidir en la insolencia de nosotros mismos. Y para qué mentir si ya no somos nada, nos da igual andar descalzos o despojarnos de nuestras ropas, nos da igual asumir que ahora estamos desnudos ante la vida, pero ya, ya no importa, para ti, para nosotros, amanece un día sin sentido.Incluso hemos desahuciado a los poetas colgados, a los noctámbulos, a los canallas. Renunciamos de la literatura, pero quién sino ellos, los poetas, endulzarán la lengua con espídicas palabras. Nacimos mudos y perdimos la facultad de la palabra, el viento quiso tener ojos y nos dejo ciegos. Es un lenguaje sólido,son unas manos que regalan besos y un escaparate de poesía. A ti te estoy hablando, a ti, al poeta de manos vacías e inspiración muerta.Sigue viajando en sucios trenes, sigue aumentando nuestros placeres, se fiel a tu lápiz. Resucita el diablo de enmascarados versos haciéndole el amor a una página en blanco. A ti te estoy hablando a ti, al poeta canalla, al poeta que fui.